Menú fitness para el día a día

¿Existe el menú fitness ideal para la el día a día? Para algunos se torna muy difícil comenzar a hacer dieta, ya que, al pensar en la propia palabra, de inmediato imaginamos el tener que privarnos de muchas de las comidas que nos gustan.

Pero esto no debería de ser del todo cierto. Puedes hacer dieta y seguir consumiendo alimentos deliciosos, pero de una manera inteligente. También puedes probar dietas para desintoxicación que ayudan a bajar de peso.

Aquí te mostramos un menú fitness para el día a día, con el que podrás comenzar a comer de forma saludable, y al mismo tiempo sin privarte de vez en cuando de las comidas que tanto quieres.

Al realizar seis comidas diarias, ayudarás a que tu metabolismo se mantenga más acelerado, lo que derivará a que pierdas peso en las zonas que deseas, sobre todo en el abdomen.

Intenta desayunar temprano, alrededor de las 7 am. Nunca te saltes el desayuno, porque esto solo genera que tengas más hambre al mediodía, y puedes terminar comiendo el doble de calorías que necesitas.

  • Consume una merienda alrededor de las 10 am.
  • El almuerzo a las 12 pm o 1 pm.
  • Una merienda a las 3 pm.
  • La cena a las 7 pm, si te vas a dormir a eso de las 10 pm.
  • Si te tienes que ir a dormir pasadas las 10 pm, puedes comer alguna merienda ligera una hora antes.
  • Toma mucha agua.

Desayunos

En el desayuno intenta consumir alimentos que te mantengan saciado, con mucha fibra, y te proporcionen energía.

Un tazón de avena caliente con poca azúcar (o directamente sin ella), y una rebanada de pan tostado.

Si quieres hacer dieta, no abuses del pan, es uno de los alimentos que más inflama por su concentración en harinas refinadas. Intenta escoger panes integrales con poca levadura.

Los huevos son excelentes para el desayuno. Prepara pequeñas tortillas o come solo las claras si quieres bajar más de peso.

Meriendas

Entendemos como “merienda” a la comida que se hace a media tarde. Pero supongamos que haces tres meriendas al día (una después de cada “comida fuerte” (desayuno, almuerzo y cena)), para llegar a las seis comidas ligeras y mantener así el metabolismo acelerado.

Para estas meriendas, (tanto para después del desayuno, como del almuerzo) puedes elegir las almendras, maní, barras integrales, o frutas como la manzana, la mandarina o la piña.

Una merienda después de la cena debe ser más ligera, no comas frutas en la noche. Elige galletas integrales o granola.

Almuerzos

Consume proteínas con ensaladas y verduras. Intenta cocinar al vapor (para mantener las vitaminas y minerales) o con poco aceite. Disminuye el consumo de carbohidratos, sin eliminarlos por completo.

Cenas

Las sopas son ideales para la cena cuando quieres hacer dieta. El yogurt acompañado de algún cereal. O también puedes comer una pieza de pollo a la parrilla con algunos vegetales.

Intenta variar las comidas, para que no caigas en la rutina y termines desanimándote, de vez en cuando date el gusto de comer lo que quieras sin abusar en las porciones.

Si tienes algo que aportar sobre este menú fitness para el día a día, solo escríbelo en los comentarios. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.