El cáñamo, la marihuana y el cannabis, todo explicado

El cannabis ha sido una planta cultivada por el hombre durante miles de años. Cáñamo y marihuana son nombres que se le da a las variedades de la planta cannabis, siendo esta un género de tres especies: sativa, índica y ruderalis.

Definiendo rápidamente cada una, la cannabis índica es una planta de hojas más anchas, posee muchas más ramas y tiene menor envergadura, y es más cultivada en la India.

Después se encuentra la cannabis ruderalis, más común en Asia Central, y fue la primera usada en la alimentación.

Pero de todas ellas, la cannabis sativa es la más popular. La cual es de tallo erguido, ramoso y velloso cuyas flores son verdosas.

También se le conoce con el mismo nombre (cáñamo) a las fibras que se obtienen, las cuales han sido utilizadas a lo largo de la historia para hacer cuerdas, papel y uso textil.

El cannabis en la alimentación

Las semillas y las hojas del cáñamos son las que están destinadas para la alimentación. En Asia, países como China se vienen consumiendo sus semillas desde hace mucho tiempo por su alto contenido en proteínas (hasta un 34%), ácidos grasos como Omega3 y Omega9, vitaminas C y D, los cuales son poderosos antioxidantes; minerales como el Calcio, Fósforo y Hierro, entre otros beneficios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Diferencias entre semillas de marihuana y de cáñamo

Las semillas del cáñamo, aunque procedan de la misma especie de la planta cannabis que las semillas de marihuana, no contienen agentes tóxicos. Pero tanto las semillas de cáñamo como las semillas de marihuana son comestibles, la diferencia radica en su cantidad de contenido de THC y por tanto en su precio: las semillas de marihuana son más caras.

Las semillas en la alimentación se pueden usar enteras o trituradas, en ensaladas, panes, sopas, lácteos, pastas, etc.

De las semillas también se obtiene aceite, el cual conserva las mismas propiedades de las semillas, y otro producto obtenido es también la harina, la cual aporta muchas más propiedades que la harina refinada.

El cannabis como uso medicinal

El cannabis ya era utilizado en la medicina tradicional china hace 2737 años. El libro de medicina china más antiguo de la humanidad se llama Pen Tsao y en él se puede leer “el cannabis convierte al cuerpo en algo suave, ligero”. El emperador chino ShenNung recomendaba el cannabis para tratar diferentes dolencias, como la gota, el reumatismo, y estreñimiento, entre otras.

La planta de cáñamo contiene los llamados cannabinoides, estos son compuestos orgánicos que actúan en el organismo humano a través de receptores localizados en el cerebro y en el sistema inmunitario.

El cannabinoide más conocido es el THC (tetrahidrocannabinol), un ingrediente psicoactivo de la marihuana. La medicina últimamente se ha interesado por otros cannabinoides, los cuales contienen propiedades analgésicos únicos.

Por su lado, el cannabidiol (CBD) no es psicoactivo, y tiene un alcance más amplio en la medicina que el THC. Se utiliza en el tratamiento de la epilepsia, la esclerosis múltiple, desórdenes de ansiedad, esquizofrenia y náusea. En una prueba realizada in vitro, el CBD ha reducido el crecimiento de las células del cáncer de mama.

El comercio y la producción de marihuana de manera personal, aun conociendo sus beneficios, es ilegal en muchos países y tiene restricciones en otros, de la misma forma que ocurre con otras prácticas de productos aún considerados polémicos como el masticar las hojas de coca. No obstante, poco a poco los gobiernos van quitando restricciones.

Cultivos del cáñamo

El cultivo del cáñamo industrial sí es legal en Europa. El cáñamo industrial es aquel que contiene menos de 0,3% de THC y no es psicoactivo, por lo que su cultivo está permitido. Puede confundirse muchas veces con la planta que tiene componentes psicotrópicos (marihuana).

Esta planta requiere de humedad para crecer, por lo que el clima perfecto es aquel húmedo, cálido o templado. Las heladas y bajas de temperatura puede dañar la planta sobre todo en sus primeras fases de crecimiento. En Europa, España por su geografía lo convierte en el lugar ideal para cultivar esta planta.

En la actualidad, en España se cultiva en algunas zonas del norte y sur; en la zona norte el cultivo va destinado a la alimentación, mientras que la del sur se destina a la industria papelera.

Mitos sobre la cena y qué cenar si no queremos engordar
qué comer para no engordar

Cuando estamos haciendo dieta, tendemos a pensar que si cenamos vamos a ganar peso por consumir calorías. Mucho se ha Leer artículo

Ventajas de las esponjas naturales para el baño

Las esponjas naturales para el baño son una opción muy buena para el momento del baño, especialmente si te preocupas por Leer artículo

Cuidado con los ingredientes nocivos en la cosmética
cuidado con los ingredientes de los cosmeticos

La cosmética tradicional mayormente utiliza en la elaboración de sus productos ingredientes nocivos para la piel y órganos. Es muy Leer artículo

La obesidad podría tener sus días contados
cura para la obesidad

Cerca de 650 millones de personas se ven afectadas por la obesidad alrededor del mundo. Esta enfermedad se caracteriza por Leer artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.