¿Sabes cuál fue la primera civilización de Europa?

Esta civilización se había convertido en un opulento centro comercial, aún los investigadores desconocen el porqué de su desaparición.

Hablamos de los Minoicos, una civilización que existió antes de la Antigua Grecia. Surgió en la Edad del Bronce, hacia el año 2000 a.C.

Se le considera, tanto por su antigüedad como por su grandeza, como la primera gran civilización de Europa. Y así lo demuestran sus construcciones, cerámica y fina orfebrería. Durante siglos, la existencia de esta cultura era solo una especulación, hasta que la arqueología moderna logró darla a conocer al mundo.

Origen en el Laberinto de Creta

Los griegos del periodo clásico hablaban de la existencia de una civilización que había florecido en Creta durante el II milenio a.C. Pero ellos consideraban que aquello sólo era una leyenda a pesar de que los textos de Heródoto y Tucídides (ambos del siglo V a.C) trataban de dar una base histórica y real.

Ambos autores habían oído de su magnificencia debido a una fábula que narraba la historia de un poderoso rey, Minos; el cual era hijo de Europa y Zeús. El imperio de este rey se extendía por toda la cuenca del Egeo.

Minos despertó la Ira de Poseidón y este, en venganza, engañó a la esposa de Minos, Pasífae, para que engendrase un hijo mitad toro y mitad hombre. Así nacería el minotauro, que con el tiempo fue asesinado por Teseo, Rey de Atenas.

La base histórica de esta leyenda es discutible, aunque las referencias al laberinto, al minotauro y a Teseo aparecen en muchas escenas cretenses y que la arqueología ha recuperado de esta civilización. La cual fue bautizada como “Minoica” por Arthur Evans, su descubridor.

De esta manera es como podemos hacernos una idea de cómo vivió esta civilización, que tuvo un gran desarrollo económico, comercial y cultural en el siglo II a.C.

El Laberinto del Minotauro

Los minoicos eran un pueblo pacífico

Sabemos que los minoicos no eran un pueblo guerrero debido a los alegres frescos que adornan los edificios cretenses. En ellos se pueden apreciar escenas de juegos taurinos, fiestas, procesiones, ceremonias, pero ninguna escena bélica.

De acuerdo con Tucídides, los minoicos fueron los más antiguos en poseer una flota y conquistar el mar que hoy es griego. De esta manera, ellos establecieron su dominio en las Cícladas e instalaron colonias en todas ellas. Sin embargo, no existen pruebas para que se pueda comprobar la tesis de Tucídides, con lo cual se prefiere que se hable de establecimientos comerciales que de colonias.

Asimismo, los minoicos no utilizaban armas para someter a otros pueblos, sino que intercambiaban sus mercancías de manera pacífica. De este modo, su flota era comercial, con lo cual demostraba la confianza que este pueblo tenia sobre el monopolio de la zona.

Y así lo demuestran también sus construcciones, puesto que la isla no poseía ningún tipo de muralla como defensa, ni tampoco los edificios cretenses más importantes lo tenían.

Los palacios minoicos

Estos palacios estaban desprotegidos, pero eran monumentales. En el origen y evolución de los palacios minoicos está la clave para entender el desarrollo de esta civilización que, de acuerdo con su descubridor Arthur Evans, esta se dividió en tres fases.

La primera fase es el Minoico Antiguo, que se desarrolló antes de la construcción de los palacios.

La segunda es el Minoico Medio, cuando se construyeron grandes palacios, empezando con el mayor de todos ellos: el de Cnosos, y después siguieron el de Malia, Festos o el de Zakros; estos edificios son los más representativos de Creta y, desafortunadamente, en el año de 1700 a.C, un fuerte terremoto los redujo a escombros.

Dos siglos más adelante decidieron construir un nuevo palacio mucho más complejo y atractivo en una tercera fase, llamada Minoico Reciente. Y es aquí donde esta civilización desaparece. Aún no se sabe cuál era la función que el pueblo cretense le daba a los palacios.

La minoica era una sociedad… ¿matriarcal?

Se dice que esta sociedad demostraba especial devoción hacia las mujeres. En numerosas pinturas muestran a las mujeres bien vestidas y participando de la vida pública, ceremonias y de procesiones.

La presencia de mujeres era muy habitual, por ello los investigadores han llegado a defender que esta civilización era, más que feminista, un Estado matriarcal. Además porque la aparición de las mujeres es mucho más frecuente que la del hombre, y lo hacen en una posición dominante.

Para Jane Hellen Harrison, la mujer no solo ocuparía un cargo religioso, sino que habría ocupado cargos de reina, con lo cual habría participado en la vida social y política.

Sin embargo, esta tesis del matriarcado aún carece de muchos estudios, por lo que no cuenta con apoyo unánime. Pero debido a que la presencia masculina en sus representaciones es escasa, han surgido todo tipo de hipótesis de una sociedad que se sabe muy poco. Lo único más certero es que era una civilización numerosa, pero diversificada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.