Porqué deberíamos usar bolsas ecológicas

El uso de bolsas ecológicas se ha vuelto una alternativa para reducir el consumo del plástico, ya que este material se ha extendido en el uso de muchos productos, volviéndose un enemigo para nuestro planeta.

El plástico es tan peligroso que nuestro mar se ha visto contaminado por él, llegando a afectar a la flora y fauna marina, y siendo esta última la más perjudicada. Los animales marinos confunden el plástico con alimentos, los  ingieren, y ello les causa la muerte.

En el año de 1997, en el Océano Pacífico, se descubrió un nuevo «continente». Lamentablemente, este continente se ha formado a partir de la cantidad de basura plástica acumulada, obra del ser humano.

Dicho «continente» (o isla, como también se le suele llamar) se estima que mide unos 22.200 kilómetros de circunferencia, y que su superficie actualmente alcanza los 3,4 millones de kilómetros cuadrados.

El plástico supone un problema para la salud

Estudios afirman que el plástico no solo afecta a nuestro medio ambiente, sino también a nuestra salud. Varios de los materiales plásticos liberan toxinas nocivas al aire, llegando además a contaminar el agua y nuestros alimentos.

Se han identificado más de cien tipos de plásticos, aunque los más comunes son los seis siguientes:

  • PET: Polietileno tereftalato
  • PEAD: Polietileno de alta densidad
  • PEBD: Polietileno de baja densidad
  • PVC: Policloruro de vinilo
  • PP: Polipropileno
  • PS: Poliestireno

¿Cuáles deberíamos evitar a toda costa?

TIPO

RIESGOS

PET (POLIETILENO TEREFTALATO)

Pueden desprender antimonio y ftalato.

PVC (POLICLORURO DE VINILO)

Desprenden plomo y ftalatos, entre otros. También pueden emitir gases de productos químicos tóxicos.

PS (POLIESTIRENO)

Pueden desprender cancerígenos y alquilfenoles estrogénicos (bisfenol A)

¿Cómo podemos contribuir a un mundo más ecológico?

Nosotros, desde nuestros hogares, podemos contribuir reciclando todo el plástico que consumimos. Pero, sobre todo, podemos empezar a usar bolsas ecológicas.

Utilizar bolsas ecológicas es una buena alternativa. Cuando vamos a comprar al supermercado, por ejemplo, las bolsas plásticas siempre están presentes, y cuando llegamos a casa nos damos cuenta de que tenemos un cúmulo de bolsas de plástico.

Se ha llegado a calcular que cada minuto se usan dos millones de bolsas de plástico en el mundo.

El Estado de California fue el primer territorio en prohibir las bolsas gratuitas de este material tóxico. Después, la medida llegó a Francia en 2016, y en la actualidad ya son varios los países que se plantean su prohibición total.

En latinoamérica, Chile ha sido el primer país en implantar esta ley de prohibición, aunque ya son muchos los países latinoamericanos que se han unido a la causa.

En países como México, el uso de bolsas ecologicas es la alternativa del momento debido a que están pasando por una restrictiva etapa de verificación, en la que se revisa que los negocios cumplan con la Ley de Residuos Sólidos.

Por esta razón, las bolsas ecológicas nos están dando la solución para disminuir este problema, puesto que en algunos casos es más efectiva una ley de prohibición que las campañas de concienciación para que la gente deje de tirar basura.

Estas bolsas ecológicas se denominan como tal porque son biodegradables, contribuyendo al bienestar ecológico.

Tipos de bolsas ecológicas:

Existen tres tipos principales de bolsas ecológicas:

1. Bolsas de plástico biodegradables

Este tipo de bolsas están hechas a partir de productos vegetales, tales como el almidón de cereal, o la papa, entre otros.

Se desintegran al contacto con la luz solar o el agua, tardando en degradarse generalmente unos 18 meses. Nada mal si lo comparamos con los 150 años que tarda una bolsa de plástico normal.

2. Bolsas ecológicas reutilizables

Este tipo de bolsas están fabricadas con materiales tales como el algodón, la rafia (que es un material de fibra sintética o natural), y tela, entre otros tejidos. En un solo uso se pueden llegar a sustituir hasta 400 bolsas de plástico.

3. Bolsas de papel

Estas bolsas están hechas de papel kraft. El sector que más utiliza este material es el textil. Además de ser reutilizables, son atractivas, resistentes y fácilmente reciclables.

No debemos pensar que esta medida es insuficiente para acabar con todo el plástico que nos rodea, los pequeños cambios pueden ayudar mucho más de lo que podemos imaginar.

Por el bien de nuestro planeta, debemos empezar a ser más conscientes con respecto a un problema que no es culpa únicamente de la industria, sino también nuestro, por haber sido partícipes y haber hecho ojos ciegos de lo que estaba ocurriendo desde que se encontró aquel continente plástico en 1997.

Los errores en el desayuno
errores que cometemos al desayunar

El desayuno se considera como la comida más importante del día, ya que habiendo pasado unas 10 horas o más Leer artículo

El café y sus beneficios
beneficios del café

El café es una bebida que es consumida mundialmente, al menos por un tercio de la población.Entre 2012 y 2013 Leer artículo

Mitos sobre la cena y qué cenar si no queremos engordar
qué comer para no engordar

Cuando estamos haciendo dieta, tendemos a pensar que si cenamos vamos a ganar peso por consumir calorías. Mucho se ha Leer artículo

¿Estás bebiendo café correctamente?
cafe filtrado bueno para la salud

El café es una bebida tan popular a nivel global que para muchos es indispensable empezar el día habiendo bebido Leer artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.