Elizabeth Báthory, “La Condesa Sangrienta”

Conocida también como La Condesa Vampira, ha pasado a la historia por haber asesinado a más de 600 niñas después de haberlas torturado cruelmente.

Elizabeth Báthory (La Condesa Sangrienta), era considera como una mujer que poseía una gran belleza y cuya apariencia era la de una dama frágil y delicada. Sin embargo, detrás de esa máscara se encontraba una mujer perversa y sin escrúpulos, capaz de cometer los actos más viles.

Una mujer cuya obsesión por la belleza la llevó a cometer actos crueles y sanguinarios. Se le considera como una de las mentes femeninas más sádicas y perversas de la historia. A Elizabeth (o Erzsébet) Báthory se le atribuye las muertes de más 600 personas, de las cuales la mayoría eran doncellas. Su objetivo era bañarse en la sangre de estas jóvenes porque suponía que este ritual la mantendría joven.

El linaje de Elizabeth Báthory

Nació en Hungría en 1560, en el seno de una familia aristocrática, siendo una de las familias más poderosas de Transilvania en aquella época. Sus parientes eran personajes de gran poder, encontrándose así un cardenal y varios príncipes. Pero sin duda su antepasado más famoso era el emperador Vlad III Tepes, a quien se le conoce como el Conde Drácula.

Entre otros personajes peculiares de su familia, se encontraba un tío que era servidor de Satán, una tía bisexual y su hermano mayor, el cual era cruel y muy adicto al alcohol.

Elizabeth fue educada con la mejor educación digna de una reina, siendo educada en la política, la ciencia y las artes. Hablaba perfectamente el latín y el alemán, y también había mostrado un gran interés por la astronomía y la alquimia.

A la edad de 15 años contrajo matrimonio con su primo el conde Ferenc Nádasdy, quien era 5 años mayor que ella. Los nuevos esposos se fueron a vivir al Castillo de Čachtice. Ursula, la madre del conde Ferenc, también se mudó a vivir con ellos, sin embargo no mantenía un buen trato con la condesa Elizabeth.

Su vida como esposa

Su esposo, el conde Ferenc Nádasdy, pertenecía al ejército, por lo que casi nunca se le veía en el castillo, ya que muchas veces se encontraba en el campo de batalla.

Por tal motivo, no fue hasta 1585 cuando tuvieron a su primer hijo (diez años después de haberse casado) siendo esta una niña a la que llamaron Ana. Después de ella tuvieron tres hijos más: dos niñas y un niño.

Se dice que el hastío en el que se encontraba en el castillo la llevó a interesarse en el mundo esotérico, rodeándose de personas que se dedicaban a realizar estos ritos. Otra actividad que empezó a realizar fue la de torturar cruelmente a sus sirvientes.

Sin embargo, debido a las cartas que escribía a sus familiares, se hace suponer que Elizabeth Báthory como madre y esposa era una mujer ejemplar.

A la muerte de su esposo  en 1604 fue cuando empezó a dar rienda suelta a sus más bajos instintos. Para empezar, echó a su suegra del castillo, puesto que mantenían una pésima relación. Después, llevó a las sirvientas que esta protegía a los sótanos para castigarlas cruelmente.

Las víctimas de La Condesa Sangrienta

erzsebeth bathory baño de sangre

Su interés no solamente era el mundo esotérico, también le interesaba tener relaciones sexuales con personas de ambos sexos, por lo que solía visitar a menudo a su tía Karla, quien era lesbiana, llegando a ser partícipe de orgías.

La condesa se acostaba con sus doncellas, a las cuales les castigaba si estas tenían algún comportamiento que no era de su agrado. Se cuenta que a una de sus doncellas le mando a coser la boca porque esta hablaba mucho; a otra la hizo sentar sobre una parrilla ardiendo, de la cual la levantaron después de dos horas; y mientras que a otra sirvienta le prendió fuego en el vello púbico.

Cuando Elizabeth notó que su belleza se iba marchitando por el paso de los años, pidió consejo a una de sus nodrizas, la cual le aconsejó bañarse en sangre porque, de acuerdo con ella, los sacrificios humanos daban muy buenos resultados.

La primera víctima fue una de sus sirvientas, la cual estaba peinando a la condesa. La joven, en un descuido le dio un tirón en el pelo, la condesa se enfadó y la abofeteó con tal fuerza que la sangre de la joven le salpicó la mano. Elizabeth se convenció a sí misma de que aquella parte donde la sangre de aquella joven había caído, se veía más joven, por lo que mandó a que le cortasen las venas, para luego bañarse con su sangre.

A partir de aquel momento, la condesa convirtió a esta práctica en su gran obsesión, cometiendo atroces crímenes.

La captura de la Condesa

Tantos eran los crímenes cometidos, que empezaron a haber rumores en el pueblo, empezaron a sospechar que algo raro estaba ocurriendo dentro del castillo.

Los cadáveres eran cada vez más hasta el punto de que casi ya no había dónde ocultarlos. Un hecho siniestro dejó a la población en pánico cuando descubrieron una docena de cadáveres correspondientes a niñas enterrados cerca del pueblo.

Una joven que había sido educada en el castillo logró escapar para dar aviso a las autoridades de la crueldad que la condesa cometía, y fue entonces que el Rey de Hungría ordenó al Conde Thurzo, quien era primo de la condesa, a investigar estos macabros hechos.

El 30 de diciembre de 1603 es cuando el conde Thurzo ingresó al castillo de Cachtice en busca de pruebas, encontrándose con una escena espantosa. Había cadáveres y jóvenes que estaban agonizando por todas partes del castillo, mientras que en los alrededores encontraron 50 cadáveres más, enterrados.

Además, la condesa y sus servidores fueron sorprendidos en pleno ritual. Con esto, la detención fue inmediata, llevándolos a prisión.

A sus servidores se les dio la pena de muerte, no sin antes pasar por terribles torturas. Sin embargo, la condesa se libró de esa pena, quizá debido a su linaje. Se dice que su primo Thurzo intervino ante el Rey para que este le perdonara la vida, evitando así el escándalo a la familia Báthory.

Sin embargo, Elizabeth fue sentenciada a cadena perpetua y fue encerrada en su propio castillo, donde sellaron puertas y ventanas, dejando sólo una pequeña ventana para pasarle comida. Cuatro años después, la condesa falleció a la edad de 54 años.

¿Sabes por qué se le llama ‘Roland Garros’ al torneo de tenis de París?
Roland Garros el aviador

Eugène Adrien Roland Georges Garros nació en la isla francesa La Réunion en 1888. Tal vez, cuando escuchas el nombre Leer artículo

Tipos de traje para hombre y su evolución
el traje masculino

La moda siempre ha estado en constante cambio y ha evolucionado con el pasar de los años. Hoy en día, quienes Leer artículo

El descubrimiento de América y un Cristóbal Colón que murió pobre
el descubrimiento de america

Como bien es sabido, América fue descubierta por Cristóbal Colón. ¿Pero por qué entonces fue Américo Vespucio que le puso Leer artículo

Oskar Schindler, de villano a héroe
oskar schindler heroe

Oskar Schindler es conocido por la popular película de Steven Spielberg La Lista de Schindler (1993), en la cual se Leer artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.