Titán se aleja de Saturno más rápido de lo pensado

Titán es el satélite más grande de Saturno, y en el Sistema Solar ocupa el segundo lugar después de Ganimedes. También es el único satélite de nuestro sistema solar en poseer una importante atmósfera, y después de nuestro planeta es el único en el que se ha encontrado evidencia clara de poseer cuerpos líquidos en su superficie.

Con frecuencia, este satélite es descrito como un satélite que tiene similitud a un planeta. En volumen, es más grande que Mercurio, pero en masa sólo constituye un 40% de este.

El astrónomo holandés Christiaan Huygens lo descubrió en 1655, y se convirtió en el primer satélite de Saturno conocido.

Titán y su distanciamiento de Saturno

Un nuevo estudio publicado por Nature Astronomy ha revelado que Titán se está alejando de Saturno 100 veces más rápido de lo que se tenía estimado. Cada año se aleja unos 11 centímetros, ya que anteriormente se estimaba que fueran 0,1 cm. Estos datos se han obtenido tras décadas de cálculos y medidas.

Titán posee mares y ríos de hidrocarburos líquidos de metano y etano, y debajo de ellos se encuentra una corteza muy gruesa de hielo de agua. Por lo que se especula que podría tener un océano de agua líquida que podría albergar vida.

Las investigaciones realizadas apuntan a que este satélite nació mucho más cerca de Saturno de lo que se tiene estimado y que migró a la distancia en la que se encuentra en la actualidad (1,2 millones de km) hace más de 4.500 millones de años.

Jim Fuller, del Instituto Tecnológico de California (Caltech) y uno de los autores de este estudio, sugiere que las lunas de Saturno y sus anillos se formaron y evolucionaron de una manera mucho más dinámica de lo que se tiene pensado.

Para entender la migración de este cuerpo se puede hacer observando nuestro propio satélite, ya que ejerce una pequeña atracción gravitacional sobre nuestro planeta, con lo cual se generan las mareas.

El método de medición de Titán

Sabemos que en el interior de la Tierra hay procesos de fricción, los cuales se encargan de transformar la energía en calor y de esta manera se distorsiona el campo gravitatorio de la Tierra, así tira de la Luna hacia delante en su órbita. Esto es lo que ha explicado Caltech.

Este proceso es el causante de que nuestro satélite gane energía y, al mismo tiempo, se vaya alejando de nuestro planeta. Al año la Luna se va alejando 3,8 centímetros. Lo positivo es que la Tierra no se quedará sin su satélite, ya que antes de que la Luna se haya alejado, el Sol las engullirá por completo en aproximadamente 6.000 millones de años.

Por lo tanto, la presión que ejerce Titán sobre Saturno es similar, aunque el proceso de fricción de Saturno es más débil a causa de su composición gaseosa.

De acuerdo con las teorías estándar, Titán debería alejarse de Saturno, teniendo en cuenta su distancia con él, a un ritmo de 0,1 cm por año. Sin embargo esto no sucede así, ya que como dijimos lo hace a 11 cm.

Durante una década, dos equipos de investigadores usaron diferentes métodos para medir la órbita de Titán y ambos resultados fueron concordantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.