¿Qué pasó con el pueblo del Antiguo Egipto?

Se sabe que la cultura egipcia fue una de las más prósperas y que, la cual, a día de hoy sigue guardando misterios. Por tal motivo, aún se sigue estudiando para conocer todo su pasado y secretos de una gran civilización.

Una hipótesis actual asegura que el origen de este pueblo se remonta a hace 6 mil años, con la llegada de pastores al Valle del Nilo provenientes de las regiones de Libia y Numidia.

A ello se incorporaron otras tribus provenientes de Etiopía, y de Arabia tribus Semitas. Estas tres etnias fueron las que constituyeron el pueblo Egipcio.

Al principio, estos habitantes eran nómadas y vivían agrupados en clanes (un grupo de personas que tenían un mismo antepasado). Con el tiempo, se establecieron definitivamente a orillas del río Nilo, y la necesidad de aprovechar bien los recursos los llevó a organizarse.

Formaron entonces pequeños Estados, llamados Nomos. Y más adelante fueron confederándose hasta formar dos grandes reinos: Alto Egipto y Bajo Egipto. Con el tiempo, estos dos reinos se unificaron y con ello nacería una de la civilizaciones más prósperas.

Caída del Imperio Egipcio

Durante más de 3.500 años, está civilización se mantuvo dominante. Se inició con la unificación de algunas ciudades del Valle del Nilo aproximadamente en el año 3.150 a. C.

La decadencia del imperio se da a partir del año 31 a. de C., con la conquista del Imperio Romano al apoderarse del Egipto Ptolemaico (dinastía gobernada por Ptolomeo I Soter, general de Alejandro Magno). Es a partir de este acontecimiento que el Imperio Egipcio desaparece como estado.

Este hecho no fue el primero en dominación extranjera, pero sí fue el que lo condujo a una transformación de su cultura y vida política.

Su identidad cultural había empezado a perder notoriedad tras la conquista de los Reyes de Babilonia (siglo VI a.C.) y Macedonia (siglo IV a.C.). Y a con la llegada del Cristianismo su religión va desapareciendo, ya que en el año 535 se prohíbe el culto a la diosa Isis por orden de Justiniano I.

La llegada musulmana y la decadencia de una próspera civilización

Cuando los musulmanes invadieron Egipto, este ya era parte del Imperio Bizantino, el cual tenía su capital en Constantinopla.

Tras haberse apoderado del Imperio Egipcio, su Capital Menfis, la cual tenía una antigüedad de 3500 años, cayó en la ruina total.

Los egipcios habían conseguido durante años ser prósperos, logrando grandes avances en arquitectura, ingeniería y geometría. Pero esto se terminó cuando el reinado musulmán conquistó este imperio, perdiéndose todo rastro de una próspera civilización.

En el año 642 d.C., el General Amr Ibn al-As ocupó Alejandría. El Reino Árabe no solo había ocupado el Nilo, sino que también en poco tiempo ya habían ocupado toda la costa Norafricana. Ello supuso un rápido cambio en la cultura y el territorio, puesto que la capital Menfis perdió su notoriedad cuando crearon una nueva capital llamada Al-Fustat.

En el año 706 se oficializó el árabe como la nueva lengua oficial. Asimismo, la religión también sufrió un cambio debido a que el cristianismo como religión (que se había adoptado en época romana) fue abandonado. Los cristianos se convirtieron al islam porque les proporcionaba preferencias gubernamentales.

Por otro lado, la agricultura se vio afectada ya que los nuevos gobernantes no mantuvieron en buen estado el sistema de canales de riego, los cuales decayeron con el tiempo.

Con todo esto, el nuevo imperio se vio sumido en la pobreza y el hambre, un hecho que marcaría para siempre a una cultura, pues a partir de aquel entonces nada volvió a ser próspero en dichas tierras. El actual Egipto es un Estado que parece haber sido castigado por sus propios dioses.

Un comentario sobre «¿Qué pasó con el pueblo del Antiguo Egipto?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.