Los errores en el desayuno

El desayuno se considera como la comida más importante del día, ya que habiendo pasado unas 10 horas o más desde nuestra última comida, el cuerpo necesita energía y nutrientes necesarios para poder seguir funcionando correctamente.

Si nos saltamos el desayuno, nuestro cuerpo se verá afectado, perdiendo energía y sintiéndose cansado.

Pero justo por tal motivo solemos cometer algunos errores al querer tomar un buen desayuno que nos aporte buena energía durante el día. Creemos que si tomamos ciertos alimentos, aunque estén muy cargados de grasas y azúcares, no vamos a engordar porque perderemos sus calorías durante el día.

En los supermercados encontramos muchos productos industriales para el desayuno, tales como cereales, bollería, cacao soluble, entre otros. Todos estos productos no son muy saludables, están ultraprocesados y contienen mucho azúcar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado que, en adultos, la ingesta de azúcar debe ser menor de 25 gramos al día.

¿Cuál es la mejor manera de desayunar?

Seguramente habrá gente que defienda el desayunar alimentos que contengan cantidades de azúcar, aludiendo que el cerebro necesita de ello para funcionar.

Es cierto que necesitamos glucosa. Sin embargo, puedes obtener la glucosa que el cerebro necesita de alimentos saludables que no dañarán tu organismo.

Si eres una persona que está intentando perder peso, tomar azúcares no es la mejor forma de desayunar para perder peso.

En un estudio publicado en 2019 en la revista The BMJ, se sostiene que una persona que desayuna a menudo consume una media de 259,79 kilocalorías diarias.

Esto ha hecho que diversos estudios hayan cuestionado la idea que se ha tenido durante mucho tiempo de que “el desayuno es la comida más importante del día”. Y se está dejando atrás la idea que desayunar fuerte sea la mejor manera para mantenernos saludables y no subir de peso.

Alimentos que parecen saludables

La industria alimenticia nos ha hecho creer que hay ciertos alimentos industriales sanos, bajos en azúcar, y que con lo cual nuestra dieta no se vería afectada.

1. Las galletas integrales y cereales fitness

No es más que marketing de las compañías para tratar de vender sus productos. Estos alimentos son ultraprocesados, y su consumo se ha relacionado con el de padecer diferentes enfermedades entre ellas el cáncer.

Si has oído decir que “los cereales son buenos para desayunar”, es porque efectivamente sí lo son. Pero aquellos estudios no se refieren a este tipo de cereales procesados, sino a los de grano entero, como la avena, los cuales son ricos en fibra. Al consumir estos cereales se puede reducir las concentraciones de colesterol.

Por otro lado, también está la manera en la que ingerimos los alimentos. Habrá muchas personas que por la mañana, al no tener mucho tiempo para sentarse tranquilos a desayunar, lo hagan muy de prisa.

Este error que cometemos también es fundamental a la hora de perder peso, ya que una buena digestión de los alimentos se asocia a la prevención del sobrepeso y obesidad.

2. Legumbres

No en todos los países está bien visto desayunar algún tipo de legumbre, pero hay países en que sí lo hacen.

La escuela de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Harvard las ha recomendado como una opción de un desayuno saludable, porque son fuente de energía y proteínas vegetales, además de ser ricas en fibra y ayudan al tránsito intestinal.

Otros alimentos a tomar en cuenta, si queremos desayunar saludable, son el yogur natural, cereales de grano entero como la avena, la fruta, el pan integral o los frutos secos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.