En la prehistoria la mujer también se dedicaba a la caza

Por mucho tiempo se ha asumido que en la prehistoria, hace aproximadamente 10.000 años, donde las sociedades eran cazadoras-recolectoras, el rol de la mujer era la recolección y el cuidado de los bebés. Sin embargo, nuevos hallazgos en Perú y Estados Unidos han determinado que las mujeres también cazaban y que este trabajo no era sólo de exclusividad masculina. Es decir, que el rol de la mujer a lo largo de la historia no siempre ha sido el mismo.

Randy Hass, profesor de Antropología de la Universidad de California en Davis, fue quien estuvo al frente de la investigación que se llevaba a cabo en un yacimiento sepulcral en Wilamaya Patjxa, Perú. Fue ahí donde encontraron dos tumbas, y junto a los huesos había herramientas que hacían suponer que se trataba de cazadores con un estatus elevado dentro de su grupo.

En una de las tumbas encontraron a un individuo al que los arqueólogos llamaron “WMP6”. Este tenía varias puntas de proyectil, raspadores, y un cuchillo de piedra entre otros instrumentos que posiblemente les ayudaban en la caza. Claramente se trataba de alguien dedicado a la caza de animales grandes, como por ejemplo vicuñas, ya que en esta zona de los andes es un animal muy habitual.

El equipo de investigadores trabajó en conjunto con la comunidad andina Mulla Fasiri y asumieron que aquel individuo encontrado era un hombre. Randy Haas explica que “todos pensaban que se trataba de un gran jefe, un hombre con poder quien había sido enterrado ceremoniosamente”.

Sin embargo, en el laboratorio se dieron cuenta de que se trataba de una mujer, ya que un análisis osteométrico de los huesos, por su forma y tamaño, indicaban que se trataba de una mujer.

Después de algún tiempo al fin llegaría la prueba definitiva gracias a los análisis realizados por Glendon Parker, profesor del Departamento de Toxicología Ambiental de la Universidad de California en Davis.

El esmalte dental de la mujer cazadora

Para conocer el sexo de los restos, Parker analizó las proteínas presentes en los dientes, llamada amelogenina, que se encuentra en el esmalte dental y la cual se codifica de diferente manera en los cromosomas X (femeninos) e Y (masculinos). Por lo tanto, los resultados fueron precisos y el cazador derribador de vicuñas y tarucas al que llamaron WMP6, no se trataba de un hombre sino de una mujer.

Con este análisis encontraron más datos que pudieron confirmar su edad, dado que las muelas del juicio aún no se habían formado por completo, mientras que el resto de los dientes mostraban signos de desgaste. Con esto han podido determinar que la joven cazadora tenía entre 17 y 19 años en el momento de su fallecimiento. Otro dato que los análisis revelaron fue que en su dieta esta incluía la carne y vegetales.

Por lo tanto, WMP6 era una mujer que gozaba de un alto estatus en su grupo, dedicándose a la caza mayor. Como consecuencia de los resultados, Hass y su equipo de investigación se preguntaron si aquello era una excepción o era un comportamiento habitual. Así que decidieron centrarse en los estudios de los últimos 50 años, con el objetivo de verificar cuántos individuos estaban asociados con las herramientas de caza y cuántos eran o podían ser mujeres.

Se recogieron datos de 107 yacimientos del tardío Pleistoceno y del temprano Holoceno de América del Norte y del Sur. De los 429 individuos encontrados en total, 27 eran cazadores y 11 de ellos eran mujeres. Con estos datos pudieron afirmar que, entre un 30 y 50%, era de participación femenina, lo que significa que la caza era neutral.

En los años sesenta se habían encontrado dos restos humanos en unas excavaciones en Illinois. Ambos restos presentaban proyectiles de caza. En aquel tiempo se asumió que se trataba de dos hombres, pero un análisis en 2016 arrojó que uno de ellos era una mujer y otra vez se asociaba a la caza y a un alto estatus en su comunidad.

Con estos descubrimientos se deja de lado la idea de que en la prehistoria la mujer no hacía este tipo de tareas.

El fósil más antiguo del planeta hasta el momento
microfosil de hongo

En realidad se trata de un microfósil, el cual tiene similitud con un hongo. Para los científicos, este podría haber Leer artículo

La epidemia más grande que afectó a África
niño africano

Un equipo de científicos ha realizado un nuevo estudio a partir del cual se podría reescribir la historia de cómo Leer artículo

La OMS está a favor de las clases presenciales durante la pandemia
clases telematicas

Las últimas declaraciones de La Organización Mundial de la Salud (OMS) con respecto a mantener cerradas las escuelas para prevenir Leer artículo

Marte y la Antártida tienen algo en común
Marte

¿Qué es lo que la Antártida y Marte podrían tener en común? Hablamos de un planeta prácticamente desolado y un Leer artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.