El espantoso día a día de la gente en el pasado

Cuando pensamos en el pasado, siempre nos traerá nostalgia por dejar atrás algún momento de nuestras vidas que ya no volverán.

Sin embargo, cuando nos remontamos al pasado de siglos anteriores, agradecemos el hecho de haber nacido en estos tiempos de modernidad.

La vida en un pasado remoto siempre habrá sido muy dura, porque las personas siempre estuvieron expuestas a sucesos peligrosos y desagradables.

En aquellos tiempos había situaciones que para nuestro día resultan espantosas, pero para ellos era algo normal. Estas situaciones, desafortunadamente, eran parte de la vida cotidiana de toda persona en el pasado.

1. El suelo de las casas de los pobres en la Edad Media

Los suelos de las casas del proletariado, o de las personas que eran pobres en la Edad Media, estaban hechos de algún tipo de paja con el fin de mantener el hogar caliente.

Sin embargo, este tipo de suelo era muy insalubre, ya que al llenarse de desperdicios también acudían insectos y roedores.

A pesar de que este tipo de suelo podía renovarse, casi nadie lo hacía, por lo que las personas vivían en condiciones espantosas. Y no sólo se llenaban de desperdicios de comida sino también de excrementos y otras sustancias tóxicas para la salud.

Además, estas casas muchas veces carecían de camas por lo que era aún más peligroso para la salud dormir en el suelo.

2. La Europa renacentista y la sífilis

El Renacentismo fue el cambio que la sociedad esperaba, dejando atrás la Edad Media. Esta etapa supuso cierta modernidad, ya que hubo grandes avances en las ciencias tanto naturales como humanas.

Sin embargo, este periodo estuvo marcado por la sífilis; enfermedad que causó grandes daños en la población.

Las calles de la época estaban llenas de enfermos causando un panorama aterrador. Se han registrado cientos de relatos y grabados que reflejan aquel terrible miedo a infectarse.

3. Piedras para limpiarse

Como es sabido, en la antigüedad no existía el papel higiénico. Este se inventó en tiempos modernos, por esta razón la gente recurría a ciertos recursos después de hacer sus necesidades, tales como una esponja amarrada a un palo, hojas de lechuga, mazorcas de maíz o corteza de coco, entre otros.

La Antigua Grecia recurrió a un método no tan delicado, se dice que los griegos solían tener en sus baños una buena cantidad de piedras con las cuales se limpiaban. Se recomendaba el uso de tres piedras para quedar completamente limpio.

Y si no tenían a mano este material, podían usar un trozo de cerámica. Con lo cual, muchos solían aprovechar esto para grabar en una pieza de cerámica el nombre de sus enemigos, para luego romperla y limpiarse con ella.

4. El Río Támesis

Durante la Edad Media se vivieron muchos casos de contaminación que causaron graves problemas de salud.

En Londres era habitual que los carniceros arrojaran al río Támesis todos los desperdicios que acumulaban durante sus horas de trabajo. Al final las aguas de este río se tornaron rojizas y se llenó todo de inmundicia, emitiendo un olor repugnante.

Tanto fue el desagrado que en 1369 se promulgó una ley para prohibir el arrojo de desperdicios en el río. A pesar de ello, muchos carniceros se resistían a acatar esta ley.

No fue hasta el siglo XIX que se puso completo fin a esta desagradable situación.

5. Los enfermos mentales eran expuestos como atracción

En al pasado, cuando alguien sufría una enfermedad mental, su familia lo descuidaba o, en casos peores, lo abandonada. Y si esta persona era atendida, estaba sometida a terribles tratamientos.

En 1247, en Londres, fue inaugurado el hospital psiquiátrico Real de Bethlen; en el cual se asilaron pacientes en terribles condiciones de vida. Y no siendo suficiente con ello, estos pacientes fueron expuestos en público con el fin de lucrarse.

Supuestamente, el hospital fue creado porque se pensaba que iba a ser un divertido pasatiempo para los niños y ciudadanos de clase baja, pero pasó a ser el lugar favorito de la clase alta.

Estos pacientes eran exhibidos en jaulas o atados a cadenas para burlarse de ellos, y muchas veces golpearlos con palos y tirarles cosas.

Si quieres conocer más sobre la situaciones más espantosas en la vida diaria, puedes ver el vídeo de Mr. Rayden:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.