Marilyn Monroe, una leyenda del cine atormentada

Todos hemos oído hablar de esta actriz en algún momento de nuestras vidas, a pesar que ya no se encuentra entre nosotros y de haber pertenecido a una generación muy lejana a la nuestra.

Marilyn Monroe se convirtió en un icono del cine de todos los tiempos. Su belleza y sensualidad la han inmortalizado, haciendo que todas las generaciones no se olvidaran de ella.

Sin embargo, la vida de esta estrella de Hollywood nunca fue la vida de una diva, tuvo una infancia muy difícil.

Infancia

El nombre real de Marilyn Monroe era Norma Jeane Mortenson. Nació en los Ángeles en 1926. Su madre fue Gladys Pearl Baker, quien se casó con Edward Mortenson.

El matrimonio de sus padres no duraría mucho tiempo, por lo que al poco se separaron. La madre de Marilyn no notó su embarazo al momento de separarse, así que su padre se negó a reconocerla siendo ella una hija ilegítima.

Problemas económicos y emocionales hicieron que su madre no pudiera hacerse cargo de ella, por lo que la dio en adopción a un matrimonio. A pesar que su intención era recuperar a su hija, no pudo hacerlo debido a que fue internada en un sanatorio por haber sufrido una crisis nerviosa.

Se estima que entre los 8 y 16 años, Marilyn pasó por 8 hogares distintos, incluido un orfanato. El cambio distinto de hogar, supone que pudo haberle creado problemas, puesto que muchos expertos aseguran que esos traumas le afectaron en su vida.

En algunas biografías se ha dicho que en varios de esos hogares fue abusada sexualmente por su tutor. Además se cuenta que uno de esos actos lo cometió el marido de la mejor amiga de su madre, al cual Marilyn acusó, y por lo que fue enviada a vivir con Olive Brunings, el tío de su tutora.

A los doce años, volvió a sufrir otro abuso sexual. Esta vez por uno de los hijos de Brunings.

Según History Channel afirma que Marilyn trató de suicidarse dos veces, la primera con gas y la segunda con pastillas.

Matrimonio a temprana edad

Era junio de 1942 cuando Marilyn contrajo nupcias con James Dougherty. Él tenía 21 años y ella solo 16.

Muchos años más tarde, James habló del porqué de ese compromiso

Decidimos casarnos para impedir que volviera a una casa adoptiva”.

La familia adoptiva de Marilyn se iba a mudar y no podían hacerse cargo de ella. Ellos le sugirieron a James que se casara con la joven. Ambos jóvenes lograron congeniar y a los pocos meses se casaron.

En 1943, a causa de la Segunda Guerra Mundial, su marido fue reclutado por la Marina, así que ella tuvo que trabajar, encontrando un puesto en una fábrica de municiones, algo común en las mujeres desde la Primera Guerra Mundial. Fue ahí donde su vida daría un giro inesperado.

Se le tomó una fotografía en su puesto de trabajo y esto la llevó a una agencia de modelos donde aprendió los secretos del modelaje. A su marido no le agradaba que ella trabajase como modelo, así que terminaron separándose.

En aquel entonces ella ya tenía 20 años.

Marilyn Monroe joven
Marilyn Monroe, modelo de trabajadora de fábricas

Nace una estrella

Al poco tiempo, consiguió un contrato como extra para la Century Fox, y fue ahí donde cambió su nombre a Marilyn Monroe, volviéndose también rubia, tal y como hoy la conocemos.

Después de poco tiempo, consiguió un contrato en Century Fox. A partir de aquí, la vida de Marilyn daría un gran giro, pues fue en aquel entonces donde cambió su nombre a Marilyn Monroe, además cambiar su aspecto al de rubia sensual, que es el aspecto con el que todos la conocemos hoy en día.

Sus primeros años en el cine fueron difíciles porque solo obtenía pequeños papeles en películas de poco éxito.

Su debut como estrella principal lo hizo en The Shocking Miss Pilgrim perteneciente a la Century Fox.

Después de este debut, se fue a los estudios de Columbia Pictures, donde no tuvo mucha suerte, regresando encontes a Century Fox, donde obtuvo por fin su primer papel notorio en la comedia de los hermanos Marx, Amor en conserva (1949).

En «Amor en conserva» Marilyn Monroe actuó de rubia tonta y sensual. Era la primera vez que encarnaba un papel así, un papel que marcó toda su carrera, y al cual ella siempre estuvo vinculada.

Antes de llegar a conseguir un papel importante, se dedicaba a realizar spots comerciales, llegando a posar desnuda para un calendario. Dicho calendario se llegó a vender hasta los años 60 con más de 8 millones de copias vendidas.

Contrato con los estudios 20th Century Fox

En 1950, protagoniza La jungla de asfalto. Y en el mismo año también actuó en la película Eva al desnudo (All About Eve), por la que consiguió éxito.

A partir de ahí, Century Fox le hizo un contrato, y en 4 años Marilyn ya había participado en 16 películas, aunque su papel siempre recaía en el mismo rol de «la rubia tonta».

Mientras tanto, su popularidad iba creciendo, y eso se hacía notar tanto que llegó a ganar un premio como actriz revelación de la revista Look (American magazine) en 1952.

Éxito en el cine y vida matrimonial en fracaso

El 14 de enero de 1954 contrajo segundas nupcias con Joe DiMaggio. Su luna de miel fue en Japón con el objetivo de alejarse del acoso de la prensa.

Tras su regreso a Hollywood, protagonizó la película The Seven Year Itch, o como la titularon en español: La tentación vive arriba. Tal fue el éxito que logró estar nominada al BAFTA como mejor actriz extranjera.

Sin embargo, tras este arrollador éxito, el matrimonio de Marlilyn y Dimaggio se vio afectado, ya que su marido no estaba de acuerdo con la imagen de sex symbol que su mujer proyectaba.

Se dice que la famosa escena del vestido levantado por el viento en Nueva York, donde Marilyn dejaba ver parte de sus atributos físicos, fue lo que puso fin a su matrimonio, porque meses después la pareja se divorció.

Marilyn Monroe Seven Year Itch
Marilyn Monroe durante el rodaje de The Seven Year Itch

En 1956 dejó Los Ángeles para mudarse a Nueva York. Quería dejar de lado la imagen de rubia tonta que había proyectado durante todo ese tiempo.

En Nueva York aprendió mejor el arte de la interpretación y conoció a mucha gente importante, entre ellos Truman Capote y Arthur Miller.

En junio de 1952, Marilyn Monroe y Miller contrajeron matrimonio en una doble ceremonia (civil y religiosa). Marilyn tuvo que cambiar de religión, ya que su nuevo esposo practicaba el judaísmo.

Marilyn fundó su propia compañía llamada Marilyn Monroe Productions, donde en 1957  protagonizó su primera película titulada El príncipe y la corista.

Durante el rodaje, la actriz estaba embarazada y sufrió un aborto espontáneo. Debido al periodo emocional por el que venía atravesando se volvió adicta al alcohol y a los barbitúricos.

Pese a ello, la película El príncipe y la corista fue bien recibida por la crítica y Monroe ganó un premio en Italia a la mejor actriz extranjera.

Además, fue nominada al premio BAFTA como mejor actriz.

Marilyn Monroe y su esposo volvieron a Nueva York para tratar de llevar una vida tranquila. Sin embargo, Marilyn sufrió otros abortos que la terminaron dejando estéril, cosa que la sumió más en el alcohol.

Al no poder ser madre, regresó a los Ángeles, donde filmó la película Some Like It Hot, papel que fue considerado como su mejor actuación y película. Incluso la AFI (American Film Institute) la considera la mejor comedia de todos los tiempos.

Con ello Marilyn Monroe ganó el Globo de Oro a la mejor actriz de comedia.

Pero, a pesar de ello, Marilyn cada vez tenía más conflictos consigo misma. Estos problemas se notaban en su trabajo y cada vez era más difícil trabajar con ella.

En 1961, Miller y Monroe se divorciaron. Otro fracaso matrimonial originó en Marilyn muchos problemas psicológicos que la llevaron a visitar varios hospitales psiquiátricos.

Todo mientras soportaba el acoso de la prensa.

Fin del contrato con 20th Century Fox

Un año más tarde, en 1962, empezó a rodar una película con 20th Century Fox, llamada Something’s Got to Give. Desde entonces comenzaron nuevamente los problemas. Marilyn casi nunca llegaba al rodaje excusándose de que estaba enferma.

En ese entonces, se empezó a hablar de un posible romance entre ella y el entonces presidente de los estados unidos John F. Kennedy.

En 1962, en Nueva York, se celebró una gala para homenajear al presidente por su cumpleaños, al cual Marilyn asistió con el objetivo de cantarle “Happy birthday Mr. Presisent”. Para ello, se ausentó 7 días del rodaje de su película y lo hizo a pesar de que Century Fox le exigió que se quedara para cumplir con el contrato.

Al no respetar dicho contrato, la empresa cinematográfica tomó medidas y frenó el rodaje, despidiendo a la estrella. La película llevaba 31 días de rodaje, a los cuales Marilyn solo se había presentado a 12.

Después de esto, la depresión la embargó y ella se refugió en su mansión.

El cuatro de agosto, a las 20 horas, se despide de su ama de llaves y se encierra en su cuarto, donde tenía 25 pastillas para dormir. Se las tomó todas.

A las 2 A.M. su cuerpo sin vida fue encontrado por su empleada, tras haber recibido una llamada que preguntaba por la actriz.

El 5 de agosto de 1962, a las 3:35 A.M., los médicos la declararon muerta. Tenía 36 años.

La noticia impactó al mundo y muchos fans le dieron la última despedida. El entierro fue íntimo, solo para la familia.

Actualmente, la tumba de Marilyn Monroe es una de las más visitadas del mundo.

Un comentario sobre «Marilyn Monroe, una leyenda del cine atormentada»

  1. Una gran mujer pero desgraciadamente, maltratada por la vida. Una mujer que llegó a la cima de la vida pero que perdió sus cimientos (el poder, las drogas, la mala vida…). Todo un mito.

    Gran artículo.

    HemosVisto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.