Las comodidades de la imprenta online

¿Te has preguntado alguna vez cómo se imprimían los libros antes de que se inventara la imprenta?

Estamos hablando de un tiempo muy remoto a nuestros días y quizá nadie o muy pocos hoy en día se hagan esa pregunta, ya que hemos olvidado que no siempre los libros estuvieron al alcance de todos. Pero antes de que Gutenberg inventara la imprenta, los libros eran muy costosos de hacer, por lo que no eran accesibles para todo el mundo, los únicos que podían permitírselo eran aquellos que contaban con un buen patrimonio.

En la actualidad, imprimir documentos de grandes volúmenes textuales parece mucho más fácil de lo que se imagina, y es que con la tecnología que contamos no es difícil de producir libros de papel en masa. Por eso, hoy en día podemos encontrar libros de todos los tipos, de tapa dura, grandes, medianos, pequeños, o esos libros gruesos con una gran cantidad de hojas.

Existen muchas formas para imprimir un libro, hoy existe más de un método para imprimir dichos volúmenes, entre ellos están la flexografía, la serigrafía, el huecograbado, el alto grabado, la fotografía electrolítica, la fotolitografía, la litografía, la impresión offset, la xerografía y los métodos digitales.

El caso es que debido a este avance tecnológico es que los libros hoy en día están al alcance de todos y ya no pertenecen sólo a un determinado sector de la población.

Imprimir libros a domicilio a través de Internet

Por otro lado, con la llegada del mundo digital e Internet, ya no es necesario acudir a una imprenta para poder imprimir tu propio libro a domicilio. Muchas veces las imprentas no se encuentran en pequeñas ciudades, y si vivimos en un lugar donde no contamos con ese servicio cerca, perderemos tiempo viajando a otra ciudad.

No te preocupes, en 2020 ya son más cosas que se pueden hacer a distancia y con un par de clicks en Internet, e imprimir libros es una de estas facilidades. Así, hoy en día solamente tenemos que entrar en Internet y buscar una imprenta online. Este tipo de servicio son muchas veces más económicos, mantienen una alta calidad y, lo mejor, es que lo tienes al alcance de tu mano.

Portales como ProPrintweb.com, que llevan muchos años en el mercado de la imprenta, hoy ofrecen también sus servicios a través de Internet. Además, ahora, otra de las ventajas de imprimir tu libro online es que puedes elegir el tipo de libro, la encuadernación, tamaños, tipo de letra y todo lo que desees que tu libro contenga.

Y por supuesto, cuando tu libro esté listo, no tendrás que ir a recogerlo, sino que se te enviarán a casa los ejemplares.

Algunas curiosidades más de la historia sobre la imprenta:

Como podemos ver, en nuestra actualidad, imprimir un libro, una revista o catálogo, pósters, folletos o flyers, no es algo complicado, hay muchas maneras de hacerlo y, al haber más competencia en la red, tendrás más empresas que se dediquen a este negocio ofreciéndote servicios de calidad.

Esto, hace muchos siglos atrás habría sido impensable, la falta de tecnología hacía difícil su reproducción. Se cuenta que la historia del libro empezó en el Siglo III, en Mesopotamia, y estos libros no se parecían en lo absoluto a los libros que hoy conocemos, eran grabados en arcilla.

Con el tiempo, los chinos descubrieron el papel a partir de la paja de arroz, y en Europa se usaba el pergamino, el cual era de piel de cordero. Se cuenta, además, que el precio de un libro en esa época equivalía al precio de una yunta de corderos.

Así que, en este sentido, tenemos suerte de haber nacido en esta época donde podemos imprimir libros de muchas formas y con precios asequibles, sin necesidad de vender nuestra casa para poder comprar uno de ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.